lunes, 13 de junio de 2022

CRÍTICA: COME FROM AWAY

Parece mentira pero es una realidad tener Come From Away en la cartelera porteña. Este musical es uno de los actuales éxitos de Broadway y Londres.


Come From Away es una obra creada por Irene Sankoff y David Hein que cuenta la historia de 7 mil pasajeros provenientes de todas partes del mundo que permanecieron varados durante varios días en un pueblo remoto de Canadá llamado Gander. El contexto se da cuando se produjeron los atentados del 11 de Septiembre en Nueva York, y todos los aviones fueron desviados para aterrizar en otros aeropuertos. Come From Away es un musical basado en hechos reales y cuenta cómo reaccionó la población de Gander cuando en un instante su población se vio triplicada, y cómo asistieron a los pasajeros que no entendían qué estaba pasando y que, muchos de ellos, ni siquiera hablaban el mismo idioma. 

Come From Away es una de las obras más lindas que van a encontrar, porque muestra lo mejor de la humanidad ante lo peor del ser humano. Cuando uno ve tantas malas noticias, también es bueno saber que hay gente buena, desinteresada, bondadosa y empática, que por el sólo hecho de actuar bien contagia a que otros también lo hagan. Esto fue lo que sucedió en este pueblito de Canadá, y por eso esta obra es más que un simple musical, inspira para que seamos mejores personas y motiva el saber que no todo es malo a pesar de las cosas terribles que suceden. 

Mas allá del texto que es fabuloso, y de la música que es tan potente que parece que se mete en las venas, el elenco que eligieron para contarnos esta historia es la excelencia pura, ellos son: Gabriela Bevacqua, Carla Calabrese, Sebastián Holz, Mela Lenoir, Fernando Margenet, Argentino Molinuevo, Edgardo Moreira, Silvina Nieto, Marisol Otero, Agustín Pérez Costa, Pablo Sultani, Silvana Tomé, Manu Victoria, Lali Vidal, y Pato Witis. Es llamativo lo que pasa con ellos en escena, porque tienen todos papeles e interpretaciones tan increíbles que no hay un destaque por sobre otros, sino que cada vez que actúan o cantan, es para aplaudirlos de pie.


Come From Away tiene música en vivo, la cual tiene un protagonismo tal, que es parte de la historia y no son una banda que sólo interpreta la música. La gente los ovaciona con un ruidoso y merecido aplauso.

Este musical tiene varios pilares claves para ser lo perfecto que es, y son: la dirección de Carla Calabrese; la dirección musical de Santiago Rosso; la dirección vocal de Sebastián Mazzoni; la dirección coreográfica de Agustín Pérez Costa; la dirección de escenografía de Tadeo Jones; y la adaptación de Carla Calabrese y Marcelo Kotliar. Realmente es un equipo de primera que logra que esta obra no tenga fisuras.

Come From Away es uno de los mejores musicales que vimos, y lo podemos resumir que es como un abrazo lleno de amor. Con seguridad les decimos que si van a ver esta obra van a salir felices de haber visto un gran espectáculo, y también un poquito mejores personas.

David Hein vino para el estreno

La producción de Come From Away es de The Stage Company, la misma compañía que trajo El curioso incidente del perro a medianoche (obra maravillosa que fue un lujo tenerla en Buenos Aires), y por eso nos preguntamos con qué otra obra nos va a sorprender esta productora en las próximas temporadas, porque ellos mismos se dejan la vara tan alta, que es un gran desafío por la expectativa que generan en el público. Bravo para ellos y felicitaciones por apostar al teatro de la manera en que lo hacen.

Come From Away se presenta los viernes, sábados y domingos en el Teatro Maipo (Esmeralda 443, CABA). Las entradas se consiguen en el mismo teatro y en la web PLATEANET. Vayan a ver esta obra porque van a vivir una experiencia inolvidable.

No hay comentarios: