jueves, 23 de junio de 2022

CRÍTICA: MARY PARA MARY

Mary para Mary es una obra escrita por Paloma Pedrero, dirigida por Marcelo Moncarz, y protagonizada por la talentosa Eleonora Wexler, que cuenta la historia de Mary Wollstonecraft, una mujer inglesa nacida en 1759 en Londres.

Mary Wollstonecraft, considerada una de las pioneras del feminismo, se atrevió a defender la igualdad entre hombres y mujeres. Sus obras novedosas y su propia persona, se convirtieron al poco tiempo en fuente de controversia. Su obra capital "Vindicación de los derechos de la mujer" (1792) nos interpela como seres humanos y es una clave para abordar la desigualdad estructural y conseguir la justicia de género. Tuvo a Fanny, su primera hija con su primer gran amor, por el que tuvo dos intentos de suicidio. Finalmente William Godwin, uno de los precursores más importantes del pensamiento anarquista, fue su verdadero y más profundo amor. Con él tuvo a Mary, su segunda hija, quien fue la autora de Frankestein. Mary Wollstonecraft murió a los diez días de dar a luz de fiebre puerperal.

Qué lindo es ir al teatro y salir enriquecido en conocimiento, y con admiración por este equipo que nos cuenta la historia de una mujer apasionada por el conocimiento, quien decía abiertamente que los hombres eran iguales a las mujeres allá por mediados del 1700, que la clave era la educación, que los seres humanos debían cuidar de la naturaleza, y que el amor verdadero no distingue géneros sino que el amor es amor.

Mary fue una mujer llena de esperanza, de inquietudes y de amor por el aprendizaje. Lamentablemente una infección post parto la mató (cosa que tristemente era común en esa época) a tan sólo 10 días de dar a luz a su segunda hija. Ella falleció sabiendo que no moría, sino que dejaba en su beba su legado y pasión por los libros y la libertad. 

La actuación de Eleonora Wexler es fabulosa. Con todos los riesgos que tiene un unipersonal, ella mantiene la atención del público durante toda la obra, ama y sufre con su personaje, y transmite el texto con tanta credibilidad que es un placer verla en escena. La dirección de Marcelo Moncarz es impecable, porque usó cada espacio del escenario con un motivo, porque la escenografía comunica tanto como lo hablado, porque los silencios y pausas de la protagonista se escuchan, y porque logró guiar a Eleonora Wexler por un camino inmejorable para contar esta historia.

Agradecemos a Paloma Pedrero por haber escrito esta historia, y haberla materializado en una obra de teatro. Lo que sucede con Mary para Mary es la misión cumplida y tan anhelada de las obras que dejan algo en el espectador para conocer mas. Mary para Mary es el ejemplo de la frase que dice que el teatro es cultura. 

Mary para Mary se presenta los días martes a las 20hs en el Teatro Picadero (Pasaje Discépolo 1857, CABA), y las entradas se pueden comprar anticipadamente por la web Plateanet.

No hay comentarios: